[Reseña]: Tejidos blandos

Hace más de una década que apareció la primera edición del libro “Tejidos Blandos” y ahora, que se conmemoran 50 años del golpe militar, Editorial Planeta lo vuelve a publicar haciendo un rescate de la memoria en torno a la Indumentaria y violencia política en Chile, 1973 – 1990: “El punto de partida de este texto es el evidente vínculo entre la indumentaria y la violencia política del Estado” (p. 21). Un vínculo en donde se manifiestan los horrores de una época histórica como fue la dictadura militar que utilizó el terror en todas sus formas posibles para amedrentar y castigar al que se oponía a su control. Y es quizás el vestuario representado entre otros, por la venda, la capucha y la frazada uno de los aspectos desconocidos de este pasado brutal y violento de 1973 hasta 1990. La autora señala que: “decidí abrir el relato reconstruyendo la historia de la venda. Me pareció pertinente, considerando el carácter iniciático de esta indumentaria en el ejercicio de la violencia política” (p.11), es el primer revestimiento, el primer símbolo de la captura, que acompañaba a los prisioneros en su desnudez mientras sufrían las sesiones de interrogatorio y tortura.

Con relación a la idea anterior el vestuario también adoptó una forma de dispositivo de defensa. Así “El golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973 impone un quiebre en la vida de los partidarios del derrocado gobierno” (p.67), lo que llevó a los militantes activos a buscar estrategias ante el avance de las fuerzas represivas, ocultándose en una primera instancia para evitar caer detenidos y protegerse de la delación proveniente del entorno inmediato y, en segundo lugar, salir del país o articular la resistencia lo que obliga a muchos a asumir una existencia clandestina que modifica la relación de sus cuerpos con el espacio público. Esto es lo que la autora analiza en el capítulo Máscaras, en donde se describen en detalle las formas en que los hombres y mujeres deben ocultarse para no ser reconocidos, por ejemplo, cortarse el pelo, afeitarse, cambiar drásticamente el vestuario usado hasta ese momento y adoptar identidades nuevas para el caso de los hombre. En el caso de las mujeres, nuevos maquillajes, un vestuario acorde con las nuevas imposiciones del gobierno militar de acuerdo con un modelo que según la dictadura era lo natural, de mujer dueña de casa, sumisa y obediente.

Pía Montalva, la autora del texto trabaja el vínculo cuerpo-indumentaria a partir de cuatro supuestos que marcan las perspectiva de análisis de este libro: la idea de que el cuerpo y la indumentaria definen una sola materialidad que se encuentra en permanente estado de constitución. Luego que la materialidad cuerpo-indumentaria se inscribe en un espacio y un tiempo históricos, donde se ponen en marcha proyectos nacionales que piensan al sujeto desde lugares disímiles, y lo encauzan hacia propósitos funcionales a cada paradigma. En tercer lugar, el texto piensa la materialidad cuerpo-indumentaria como constituyente de relato autobiográfico. Y finalmente, la violencia política se entiende aquí como el dispositivo por medio del cual el Régimen remodela los cuerpos de los afectados, interviniendo directamente en su materialidad mediante la aplicación de la fuerza y la sustracción del espacio público. Estos supuestos se trabajan desde una investigación cualitativa para privilegiar las voces de quienes han sido testigos y, al mismo tiempo, han sido objeto de la violencia política durante los diecisiete años de dictadura militar.

Según la autora, la historia de la indumentaria en el ejercicio de la violencia política en Chile abarca al menos a 40 mil personas, cifra obtenida a partir de diferentes informes oficiales que recogieron esta evidencia y, además, señala que “sabemos que la cifra real sobrepasa con creces la estadística” (p.299); y aunque la violencia política dictatorial ejercida entre 1973 y 1990 ha sido ampliamente abordada, su vínculo concreto con el cuerpo vestido desnudo es una temática donde los trabajos de investigación son casi inexistentes. De ahí su valor como texto, pues no entrega una óptica histórica que permite agregar un fragmento más para comprender este pasado tan obscuro de nuestra historia de Chile reciente. Tejidos Blandos, es un libro que se lee con pausas para comprenderlo mejor. Recomendado como fuente de trabajo de análisis histórico. 

Título: Tejidos blandos. Indumentaria y violencia política en Chile, 1973 – 1990

Autor: Pía Montalva

Editor: Paidós

Año: Mayo 2023

País: Santiago de Chile

Número de páginas: 320

Deja un comentario

Blog at WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: