[Reseña]: El chico que dibujaba constelaciones

            Valentina conoce a Gabriel. Él la comienza a cortejar porque está seguro de que ellos estarán juntos y serán pareja para toda la vida. Valentina es una joven tímida, en una época en la que conocer hombres no era, precisamente, fácil para las mujeres, por ello es reacia a este joven, sin embargo, aceptará conocerlo y será el inicio de una relación amorosa.

“El chico que dibujaba constelaciones” es un libro de Alice Kellen, una escritora reconocida por escribir novelas románticas y, según indica la autora, ésta es una de sus obras más queridas y se percibe un cariz mucho más testimonial, pues en ella impregna parte de la vida de su familia.

La novela se lee rápido porque la prosa es fluida, la construcción de los personajes es precisa y nos encariñamos fácilmente con ellos. La obra está narrada desde la perspectiva de Valentina, en donde los hechos que describe se van amalgamando con sus propias emociones. La razón del título de la obra es por una ocurrencia del Gabriel, cada vez que suceda algo importante, sea bueno o malo, dibujarán una estrella e irán construyendo constelaciones. 

“El chico que dibujaba constelaciones” cuenta la historia de vida de la relación de Valentina y Gabriel, desde sus inicios, su matrimonio y su vejez, es una historia que con una prosa sencilla enamora y en la que, además, se muestra un modelo de relación afectiva sana, que en ocasiones hace falta en la literatura. Evidentemente, no están exentos de conflictos, pero el amor está presente y el deseo de superar los problemas también. Los personajes crecen juntos, pero también se apoyan mutuamente para desarrollarse en sus proyectos personales.

¿Por qué mostrarle “El chico que dibujaba constelaciones” a nuestros estudiantes? Porque la etapa escolar es el momento en que descubren su afectividad y mucha de la literatura, las canciones y otras expresiones de arte, aclaman relaciones que no son sanas, pero esta novela se desmarca y apuesta a una relación de crecimiento y en constante construcción y lo hace de una manera que atrapa, porque Alice Kellen crea libros que son adictivos desde la primera hasta la última página. Es decir, combina tres elementos, una buena novela con un mensaje que podemos trabajar con nuestros alumnos y la autora es de las más vendidas, así que podríamos fomentar la lectura entre los jóvenes y enamorarlos. Te recomendamos trabajarlo con los últimos años de educación media o puedes regalárselo a algún joven al que le gusten las historias de amor.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: